Sexo -> Terapia Sexual

Terapia Sexual

por Adriana Sommer da Costa- Sexóloga

Cuando el tema es sexo o sexualidad, podemos hasta pensar que no existen más novedades con respecto a ese tema, pero se engaña quien piensa así. Por más que el tiempo pase, las dudas, y las dificultades de comunicación aún persisten. Porque hablar sobre sexualidad no es una tarea tan simple. La sexualidad comienza junto con el nacimiento, recorre no sólo la infancia, también la adolescencia y la fase adulta, abarca el cuerpo entero, y no se restringe sólamente al pene y a la vagina, y además se proyecta en los aspectos biopsicosociales del ser humano.
Con la llegada de la revolución sexual que surgió en la decada de 60 y que se caracterizó por la emancipación de la mujer, el surgimiento de la píldora anticonceptiva y la libertad de los medios de comunicación, no se consiguió unir el nuevo modo de actuar y pensar sobre el placer femenino, y consecuentemente esa “felicidad” por la libertad de elección fue trayendo hasta hoy una especie de tiranía sexual. Y eso hizo con que la sexualidad pase a ser caracterizada por un permiso abusivo, indiscriminado y sin consciencia de las actividades sexuales, provocando muchas veces problemas en esa area, que se reflejan profundamente en la vida emocional y social del indivíduo.
Cuando nos referimos a la sexualidad femenina y a los respectivos papeles que son desarrollados en nuestra sociedad, vemos con claridad, la distancia con que nuestra cultura los separa, o sea, el hombre y la mujer aún están muy distantes en lo referente a la sexualidad.
El hombre ejerce un papel más activo, tiene una sexualidad focalizada en lo genital con vivencia más objetiva, con actitudes básicas de “poder” y “conquista”; la mujer, por sí sola, exerce un papel más pasivo, con una sexualidad más difusa (que pasa por todo el cuerpo), la sensualidad se torna mayor que su genitalidad, teniendo como actitud básica de cambio, el que se vuelca más hacia la entrega.
Entendemos que esas diferencias podrían no existir más, porque dicha revolución sexual llegó con la idea principal de igualdad, por lo tanto necesitamos reconocer que la fuerte influencia de nuestra cultura aún refuerza demasiado las diferencias entre hombres y mujeres y es por eso que aún tenemos que convivir con la agresividad del hombre y la pasividad de la mujer, pues se tornan refuerzo de todo un acondicionamiento cultural.
En un intento de entender todas esas diferencias que existen en cuanto a la sexualidad masculina y la sexualidad femenina, percibimos que las personas aún tienen dificultad cuando se trata de su propria sexualidad, las ganas, el placer, ¿y cuándo esa sexualidad necesita ser dividida? Cómo quedan las relaciones íntimos, existe ahí la influencia de la familia, los modelos que la sociedad nos impone, nuestra cultura, todo eso siempre mostrándonos lo que es “correcto” o “incorrecto”. Sabemos que en tratándose de sexualidad, relaciones, personas..., no existe correcto o incorrecto y sí lo que es adecuado o no a nuestras condiciones de ser feliz.
Tenemos la terapia sexual como práctica terapéutica para tratar las dificultades provenientes de las relaciones íntimas.
El paciente que llega a nuestro consultorio, debe ser siempre visto como un todo, emocional y físico, puesto que la mayoria de los problemas de sexualidad vienen de fuera hacia adentro, juntamente con la construcción de papeles que se dan durante el desarrollo del ser humano.
Lo importante en esos casos, es que exista un tratamiento con enfoque interdisciplinar, con la participación de diversos especialistas, como ginecólogos, urólogos, psicólogos, sexólogos, etc... Teniendo en cuenta que el paciente que llega a nosotros no trae una queja específica, pero sí un equipaje de historia de vida, un pasado, y un presente que puede venir acompañado de sufrimientos emocionales como traumas, o hasta presentar un trastorno afectivo como ansiedad o depresión, de ahí la importancia de poder lidar con todas esas variables.
¿Pero qué es y cómo funciona la terapia sexual?
La psicoterapia sexual puede ser considerada como un enfoque técnico para trabajar con las improcedencias de la pareja, sus disfunciones sexuales, etc...; Es una forma de terapia breve que puede durar de dos a ocho meses, con una sesión por semana, pudiendo asistir la pareja, o sólamente el indivíduo.
Ese tipo de terapia trabaja el comportamiento sexual en sus aspectos psicosociales y destaca cualquier posibilidad de compromiso orgánico en la queja sexual. Tiene como objetivo, abrir un posible canal de comunicación entre la pareja. Lo que se percibe muchas veces, es que la queja sexual es aquella que está más visible, la que está siendo más valorada, pero que puede tener por detrás otro motivo o dificultad. La sexualidad influye mucho en la autoestima de las personas por englobar una parte importante de la relación de dos.
Las quejas más comumente encontradas en los consultorios de terapia sexual son:
-Impotencia (en hombres próximos a la tercera edad);
-Anorgasmia (falta de orgasmo) y falta de deseo en las mujeres en general;
-Dificultades de relacionarse (en adolescentes), en los chicos aparece en el campo funcional, la eyaculación precoz; y en las chicas la anorgasmia.
Podemos observar entonces, en el campo sexual las tres fases donde ocurren la mayoría de las disfunciones sexuales:
-Fase del deseo = inhibición del deseo sexual tanto en hombres como en mujeres;
-Fase de la excitación = disfunción erectil (impotencia) en el homre, y disfunción sexual general (frigidez) en la mujer;
-Fase del orgasmo = eyaculación precoz y retardada en el hombbre, y disfunción orgásmica (anorgasmia) en la mujer.

La sexualidad y sus repercusiones en el estado físico y emocional de las personas deben ser tratados de forma muy segura por profesionales bien preparados, pues se trata de un tema delicado. Es muy complicado para la mayoría de las personas buscar ayuda especializada en estos casos. A veces se buscan médicos de confianza, que pueden no tener una preparación eficaz para ayudar en estas situaciones. Es correcto decir que la sexualidad no provoca daños, pero la represión de sus contenidos históricos, la culpa, el miedo, los valores morales, las inquietudes, la creencia de que el sexo está en el afecto, la importancia de la cantidad en las relaciones sexuales, en fin, todo eso y muchos otros aspectos son imprescindibles que el terapeuta que va a trabajar en ese area tenga conocimientos específicos y preparación adecuadas.
Existen algunas formas de trabajar en terapia sexual, tales como: la homeopatía, la hipnosis, psicoanálisis... por lo tanto la terapia comprovadamente científica y eficaz es aquella que utiliza teorías de aprendizaje social, valiéndose de técnicas de desensibilización de la pareja, reeducación de la pareja, oportunizando la abertura de un canal de comunicación para la pareja.
Si sabemos lidar con nuestra sexualidad, esto ya es un gran paso para la conquista de una vida sexual satisfactoria. Todo en nuestra vida es aprendizaje, entonces por qué no aprender más sobre nosotros mismos, nuestras ganas, deseos, inquietudes, fantasías... Sólo así podemos ofrecer a nuestra vida en pareja alegría, placer y satisfacción uno con el otro, y la terapia sexual esta ahí para ayudar !


Sexo OralSexo TántricoAdicción al sexoSexo y TraiciónSexo y culturaSexo y obesidadAbusos SexualesExcitación Sexual
El CoitoImpotencia SexualAbortoTerapia Sexual    
free hit counter
Free Hit Counter
© sexo-masturbacion.com 2005 2006 2007 2008 2009
Sexo
Sexo - Masturbación - Kamasutra - Cams Sexo - Sexo oral - Posiciones sexuales - Webcam sexo gratis - Strippers Valencia - Sexo anal
Sexe en Français
Sexe et Masturbation - Kamasutra - Positions Sexuelles
Sex in English
Masturbation - Sex Positions - Masturbation Movies