Fantasías Sexuales -> Sexo y Fetichismo

Sexo y Fetichismo

por Adriana Sommer da Costa- Sexóloga

¿Usted tiene un fetiche? ¿Y si yo tengo uno, seré una persona normal? ¿Pero que és un fetiche exactamente? ¿Que és el fetichismo en asuntos de sexo? ¿De dónde vienen esan palabras?
Muchas personas son partidarias del fetiche para obtener su placer sexual, teniendo en cuenta la atracción compulsiva e irresistible por un objeto o hasta por partes específicas del cuerpo de la persona con quién se está relacionando, que no sean los órganos genitales.
Para entendermos mejor, vamos a saber un poco sobre la palabra fetiche y el término fetichismo en el sexo..
La palabra fetiche fué inicialmente aplicada a objetos inanimados que eran adorados por pueblos primitivos, a los cuales les eran conferidas cualidades mágicas. De esta forma, la palabra fetiche fue extendida, pasando a connotar “cualquier cosa irracionalmente reverenciada”. Este concepto se mantuvo por un buen tiempo restringido al campo de la antropología, siendo más tarde utilizado por la psicologia, principalmente por Freud, y también por la sociología, sobretodo por Marx.
Aún dentro de esa perspectiva antropológica, vimos las manifestaciones sobrenaturales que los pueblos primitivos creían que había, poseían un carácter de presencia, que exigía reverencia, adoración, gratitud y oferendas, y también un caracter activo de forma que el objeto representante de la divinidad pudiera intervenir en la naturaleza, otorgando gracias o bienes y administrando castigos y venganzas.
Ya en la perspectiva psicológica, la expresión fetichismo erótico surgió para definir la tendencia de un individuo a sentir atracción sexual por una parte especial o particular del cuerpo, o también por algun objeto a él asociado.
Existe en el fetichismo un foco sexual por objetos (que pueden ser zapatos, guantes, pantalones femeninos...), que están íntimamente asociados con el cuerpo humano. Ese fetiche puede estar conectado a alguien relacionado a su infancia, que haya tenido algún tipo de relación o que tenga alguna cualidad asociada con esta persona amada, necesitada, o hasta traumatizante.
El fetichismo es considerado como desvío sexual, pero aparece también como ingrediente de otros comportamientos sexuales de caracter más complejo, como las prácticas sadomasoquistas.
Veamos los criterios diagnósticos para ser el fetichismo considerado como un desvío sexual, de acuerdo con el DSM-IV:
· A lo largo de un periodo mínimo de 6 meses, fantasías sexualmente excitantes, recurrentes e intensas, impulsos sexuales y ansiedades o comportamientos incluyendo el uso de objetos inanimados (por ejemplo; ropas íntimas femeninas);
· Las fantasías, impulsos sexuales o comportamientos causan sufrimiento clínicamente significativo o comprometimiento en el funcionamiento social u ocupacional o en otras áreas importantes de la vida del individuo;
· Los objetos de fetiche no se reducen a artículos del vestuario femenino usados en el travestismo (como en el fetichismo travestido) o a dispositivos desarrollados con la finalidad de estimulación táctil de los genitales (por ejemplo: vibrador).
El individuo con fetichismo frecuentemente se masturba mientras sujeta, refrega o inhala el objeto del fetiche, o hasta puede pedir que el compañero sexual use el objeto durante los encuentros sexuales. En general, el fetiche es exigido o enfáticamente preferido para la excitación sexual, pudiendo los hombres, en su ausencia, presentar disfunción eréctil. Esa parafilia no es diagnosticada cuando los fetiches se restringen a artículos del vestuario femenino usados en el travestismo o cuando el objeto es genitalmente estimulado porque fué concebido con esa finalidad (por ejemplo: vibrador). En general la parafilia comienza en la adolescencia, aunque el fetiche puede haber tenido una importancia especial en la infancia, y una vez establecido el fetichismo tiende a ser crónico.
Para entender mejor sobre la teoría psicoanalítica del fetichismo,vamos a remontarnos al padre del psicoanálisis,Sigmund Freud, que nos enseña como idea principal del fetichismo, tratándose de un complejo de castración, que se trata de un miedo básico, primitivo, encontrado en todos nosotros, pero que se supone es particularmente acentuado en el fetichista. El complejo de castración es uno de los marcos de la psicoanálisis, un concepto explicativo que tiene aplicación casi tan amplia como el complejo de Edipo. En uno de sus casos, Freud, configuró un niño que , a través de la experiencia de la masturbación infantil, ya aprendió el valor del pene, pero vive con miedo de perderlo porque sus padres desaprobaron su actividad sexual. Cuando ese niño descubre la existencia de esos seres llamado mujeres, que no tienen pene, sus peores suposiciones son confirmadas, pues para él, esa deficiencia femenina es interpretada como consecuencia de una interferencia activa de los padres, y no como una diferencia natural entre los sexos. Por eso el terror de que él sea privado de su órgano precioso es redoblado. De acuerdo con esa teoría, Freud concluye que el fetichista está de tal forma aterrorizado por el miedo a la castración que es llevado a creer que las mujeres también tienen un pene, a pesar de saber que esto no es verdad y que el fetiche funciona como un elemento tranquilizador, representando al pene femenino no-existente.
El fetichista, como todos los seres que poseen algún desvío sexual, tiene sentimientos de culpa y de incapacidad sexual y, por consiguiente,consciente o inconscientemente, él teme la impotencia. El fetiche que se estableció como un estímulo sexual durante la infancia, no es abandonado a cambio de la persona total, como ocurre en individuos normales, porque el fetichista necesita de algo en que se pueda basar para conseguir la erección.
Las mujeres no necesitan de fetiches porque no precisan conseguir y mantener una erección. Los miedos que sufren y que pueden prejudicar su placer y desempeño sexual son igualmente importantes, pero no incluyen esa dificultad específica; probablemente ese hecho, combinado con mayor receptividad de los homres a estímulos sexuales visuales y de otra naturaleza, explica el monopolio del fetichismo en el sexo masculino.
Es importante no confundir fetichismo con algunas fantasias sexuales, todo tiene su límite, y si extrapolado puede causar daños para sí y para el compañero , ahí ya podemos pensar en desvíos sexuales.
La tabla del DSM-IV muestra con claridad cuando el fetiche puede ser considerado como desvío sexual.
La idea es siempre buscar el placer, tener conocimiento de lo que se quiere , respetando siempre nuestros límites y los de quien esta con nosotros.


El pie femenino como feticheSexo y Fetichismo      
free hit counter
Free Hit Counter
© sexo-masturbacion.com 2005 2006 2007 2008 2009
Sexo
Sexo - Masturbación - Kamasutra - Cams Sexo - Sexo oral - Posiciones sexuales - Webcam sexo gratis - Strippers Valencia - Sexo anal
Sexe en Français
Sexe et Masturbation - Kamasutra - Positions Sexuelles
Sex in English
Masturbation - Sex Positions - Masturbation Movies