Perversiones Sexuales -> Parafilias

Parafilias

 Las fronteras entre lo que es normal o patológico en términos de sexualidad humana son motivos de muchas discusiones desde que el ser humano comenzó a escribir su historia aproximadamente mil años atrás.  El término ‘depravación sexual’, y llamar a un individuo  ‘depravado’, en cualquier época siempre tuvo connotación despectiva, generando serios contratiempos a las personas involucradas con esas prácticas, muchas veces llevándolas a la cárcel o hasta la muerte.
 Técnicamente, una relación sexual es considerada ‘depravada’cuando envuelve algún tipo de comportamiento bizarro, ilegal o que ponga en riesgo el honor y la vida de terceros.  En el DSM IV, manual de diagnóstico estadístico utilizado para la clasificación de trastornos mentales, se usa el término ‘parafilia’en lugar de depravación, o desvío, y esas asumen diferentes formas de expresión.
En el territorio bizarro encontramos la coprofilia y la urofilia, que supone el uso respectivamente de heces y orina para alcanzar el gozo sexual; la clismafilia que supone el uso de enemas (aparatos de lavado intestinal), para estimular la región anal mientras se deja penetrar por un chorro de agua; la necrofilia que es la excitación con cadáveres; la urolagnia que es el placer relacionado a orinar sobre alguien o dejarse orinar por alguien; la zoofilia, o el placer por el contacto sexual con animales; la sapofilia que es el placer de comer animales o plantas en putrefacción, estos son sólamente algunos ejemplos.
 En cuestiones legales, la pedofilia, que es la atracción de una persona adulta por niños pre-púberes,  es una de las más comentadas en el momento por el juicio al cantante Michael Jackson.  Por lo tanto Michael no puede ser considerado un pedófilo, pero sí un efebófilo, siendo que la efebofilia es la atracción por jóvenes adolescentes del sexo masculino, puesto que sus acusadores son siempre chicos mayores de 14 anos.
 Sadomasoquismo y exhibicionismo también son parafilias bastante comunes en la actualidad.  Sadismo y masoquismo comprenden a personas que gozan con dolor, humillación y violencia contra sí mismo o contra terceros, ya el exhibicionismo, el placer es mostrar el cuerpo o partes del cuerpo a personas desconocidas, generalmente contando con el choque causado en esas personas como fuente de placer.
 Generalmente, el individuo portador de alguna parafilia tiene una relación exclusiva con esa práctica, y las necesita  para obtener satisfacción sexual, siéndoles imposible el mismo efecto por medios normales.  La cuestión es que tratándose de sexualidad, lo normal es bastante discutible.
 El homosexualismo, hasta hace poco tiempo era clasificado como parafilia en los manuales diagnósticos, siendo que apenas en la década de los 80 ese término fue retirado de las versiones mas actualizadas.  La iglesia católica, por muchos siglos, clasificó como ‘depravada’, toda y cualquier relación sexual que no tuviera por objeto la procreación.  Por muchos siglos, chicas de 13 y 14 años se casaban con hombres más viejos sin que eso fuera considerado como prejudicial a su desarrollo.  Y el fetichismo, que es la fijación por determinado objeto o parte del cuerpo, se encuentra ampliamente difundido en la cultura brasilera por el culto a las nalgas, o en la americana con la supervaloración de senos inmensos, fetiche que ya lo importamos en todos los paises.
 El problema generado por las parafilias es más comentado cuando envuelve ilegalidades, como en el caso de la pedofilia, o cualquier práctica sexual alternativa que se efectúe sin el consentimiento de la otra persona.  Sadomasoquistas constituyen clubes donde sus adeptos lo practican libremente.  En esta linea están también las casas de swing, grupos de adoradores de pies, zapatos, senos y otros fetiches.  La práctica consensual en estos casos, no se considera ninguna ilegalidad.  En casos de parafilias bizarras y limitantes, pueden estar involucradas patologías más complejas, siendo que la sexualidad es sólo una excusa para cuestiones emocionales que deben ser mejor analizadas por especialistas.
 Lo normal es que la mayoría de nosotros tiene un poco de ‘depravación’dentro de sí, puesto que el sexo es una expresión cultural dinámica y variable a través del tiempo y la cultura.  Muchas de esas ‘depravaciones’ son vividas en forma de fantasias que  la mayoría de las veces, son apenas ‘detalles’ en nuestra vida sexual y que deben ser exploradas de acuerdo con los límites de cada uno, constituyéndose en un  problema real sólamente cuando entran en el terreno de la ilegalidad o constituyen un factor de sufrimiento, vergüenza o limitación en la vida.

Carlos César da Dutra
Sexólogo


EstuproParafiliasNinfomanía, ¿una parafilia?     
free hit counter
Free Hit Counter
© sexo-masturbacion.com 2005 2006 2007 2008 2009
Sexo
Sexo - Masturbación - Kamasutra - Cams Sexo - Sexo oral - Posiciones sexuales - Webcam sexo gratis - Strippers Valencia - Sexo anal
Sexe en Français
Sexe et Masturbation - Kamasutra - Positions Sexuelles
Sex in English
Masturbation - Sex Positions - Masturbation Movies