Perversiones Sexuales -> Ninfomanía, ¿una parafilia?

¿Es la ninfomanía una parafilia?

 El término Ninfomanía viene del griego, nynphón, que significa “cámara nupcial” y es también inspirado en las ninfas de la mitología griega, que vivian en la naturaleza, seduciendo a los hombres que encontraban.
 A partir de esos mitos, el término Ninfomanía hoy designa una patología que afecta hombres y mujeres, en el caso de hombres el nombre es Satiriasis, y  se caracteriza por una obsesión relativa al acto sexual, o sea, la ninfómana o el sátiro, en principio necesitan de varias y frecuentes relaciones sexuales para sentirse satisfechos.
¿Por qué la ninfomanía es patológica?
Porque representa para el individuo un cuadro semejante a los transtornos de adicción (vicios) como el alcohol, tabaco y drogas en general.  Está vinculada directamente con la compulsión y los transtornos de ansiedad.  La ninfómana hace sexo quedando estigmatizada y también corriendo el riesgo de contraer DSTs y ponerse en situaciones de riesgo, a fin de sanar un deseo mayor que ellas y muchas veces mayor que la propria razón.
 Frecuentemente las relaciones sexuales compulsivas de esas personas son anorgásmicas, o sea, el mecanismo vinculado en el proceso no es el placer, pero sólamente la satisfacción de la compulsión, semejante al alcoholico, o  drogadicto, y los comedores compulsivos, que pierden el control de sus vidas en nombre del vicio.  La Ninfomanía o sexo pasa a ser eso, un vicio.
 En algunos casos más graves de Ninfomanía, mujeres y hombres relatan haber tenido más de cincuenta relaciones sexuales con compañeros diversos en un único mes.  Y entre esos compañeros están compañeros y superiores del trabajo, amigos y profesionales del sexo, trayendo un alto costo emocional y financiero.  La asociación con alcohol y drogas es común en ciertos tipos de ninfomaníacos, agrabando el cuadro en la medida en que los límites se hacen mas flexibles.
 Además, la falta de límites es una cuestión central de la ninfomanía y debe ser tratada en  psicoterapia a fin de llevar el individuo a un entendimiento relativo a sus cuestiones subjetivas y que le posibilite descubrir las razones para que el sexo pase a ocupar una posición central en su existencia, enmascarando y secundarizando otros cambios igualmente importantes en la vida.
 Con la terapia, el uso de medicamentos puede ser indicado en los periodos iniciales a fin de minimizar la ansiedad que el individuo experimenta en el intento de modificar sus parámetros de conducta.  Grupos de autoayuda, en la linea de los “alcohólicos anónimos”, en ese caso llamado de “sexólatras anónimos” o “compulsivos anónimos”, posibilitan un cambio entre iguales, como personas que ya pasaron o aún pasan por el mismo problema.  Los resultados acostumbran a ser optimistas: el aumento de la autoestima y la supresión de la ansiedad y de la compulsión llevan a nuevos descubrimientos en el campo de la afectividad y de la sexualidad conduciendo a un placer sexual verdadero, muchas veces sorprendente para esas personas.
 ¿Pero  qué designaría una relación sexual normal en términos de frecuencia y número de compañeros, teniendo en mente que somos hijos de las revoluciones sexuales de las décadas de los 60/70, que tantos cambios comportamentales llegaron a nuestra cultura?  ¿Cómo saber si soy ninfómana, o sátiro, si tuve por ejemplo, quince relaciones sexuales en la última semana? La respuesta en esos casos es simple y apunta hacia el papel que el sexo representa en su vida.  ¿Es un factor de placer o sufrimiento y culpa? ¿Usted  tuvo algún problema familiar o profesionale en los últimos meses  por culpa de las relaciones sexuales? ¿usted está siempre insatisfecho con sus relaciones sexuales o considera que en los periodos de mayor dificultades y angustias de su vida, nada mejor que salir en busca de un compañero sexual para “relajar y quiáa olvidar la práctica del sexo seguro”?  Si contesto sí a cualquiera de estas preguntas, quizá sea el momento de buscar ayuda.
En suma, mantener relaciones sexuales es bueno y debe ser practicado tantas veces cuanto su deseo le pida, pero cuando se vuelve una obsesión y un sufrimiento, es necesario un tratamiento especializado a fin de rescatar la alegría y el placer del sexo, bien como el de la amistad, amor y trabajo, pilares igualmente importantes para nuestra satisfacción personal.

Carlos César da Dutra
Sexólogo


EstuproParafiliasNinfomanía, ¿una parafilia?     
free hit counter
Free Hit Counter
© sexo-masturbacion.com 2005 2006 2007 2008 2009
Sexo
Sexo - Masturbación - Kamasutra - Cams Sexo - Sexo oral - Posiciones sexuales - Webcam sexo gratis - Strippers Valencia - Sexo anal
Sexe en Français
Sexe et Masturbation - Kamasutra - Positions Sexuelles
Sex in English
Masturbation - Sex Positions - Masturbation Movies