Enfermedades sexuales -> Mujeres y SIDA

El SIDA y la mujer

 Cuando el Sida fue detectado veinte años atrás, se consideró como una enfermedad de homosexuales, profesionales del sexo y drogadictos. Con el paso del tiempo se descubrió que no hay un patrón para la infección por el VIH, pudiendo cualquiera contraer la enfermedad cuando se hace sexo sin uso de preservativo, se comparten jeringuillas, o en el caso de profesionales de la salud, cuando se cortan con objetos punzantes o cortantes contaminados. (la contaminación se da por el contacto con sangre o mucosa de la persona portadora).

 En los últimos años hay una gran preocupación en todos los organismos de salud pública del mundo, por el aumento de casos de Sida entre mujeres casadas o con relaciones estables que son fieles a sus compañeros. Hoy en día son el 50% el porcentaje de mujeres y niñas que hay entre los infectados con Sida, siendo en África donde la proporción puede llegar hasta el 60% de los casos.

 Esto era algo impensable tras la aparición del virus del Sida, las mujeres eran consideradas de bajo riesgo para contraer el virus, sobre todo las que tenían relaciones estables. Siguiendo las investigaciones, se sabe que son sus compañeros quienes las infectan, cuando mantienen relaciones fuera de la pareja, tanto homosexuales como heterosexuales, con lo que terminar contagiando a sus parejas.

 El Sida está creando un patrón de contaminación de mujeres jóvenes, independientemente la su raza, posición social o cultural. Esto también hace que más bebés puedan nacer portadores del virus del Sida y que la mujer que antes era la cuidadora, sea ahora la cuidada. Además de esto, las mujeres portadoras del virus tienen mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer en la región genital, como en la vulva o el ano, además del cáncer de cuello de útero.

 No se puede decir que no existen más grupos de riesgo, pero sí situaciones de riesgo. Para las mujeres de hoy el riesgo está en la no prevención durante el sexo. Es más difícil todavía cuando la relación ya está en marcha pedirle al compañero que use preservativos, porque entonces puede generar peleas, desconfianza o incomodidad en la relación de la pareja.

 A la mayoría de los hombres no les gusta usar preservativo cuando mantienen una relación estable, tienden a pedirle a su pareja el no usar preservativo y que la mujer se proteja contra un embarazo indeseado usando anticonceptivos. Las mujeres terminan cediendo ante sus parejas, pero esto no les asegura nada porque cualquiera puede tener, en algún momento una relación extraconyugal, y terminar contagiado por el virus del Sida.

 Por eso la mujer tiene que poner de su parte y protegerse. En el matrimonio, en un primer momento, el hombre puede enfadarse y no aceptar el uso del preservativo, puede incluso desconfiar de que su mujer tenga otras relaciones. En esta situación, el diálogo será fundamental, no la imposición del uso de preservativos. Hay que intentar demostrar a la pareja que el Sida está más presente en la vida del ser humano de lo que se imagina y pensar en formas en las que el uso del preservativo se convierta en fetiche sexual, esto hará que el sexo sea seguro y placentero.

 No es una situación fácil, pero es necesario intentarlo, pues sólo la verdadera concienciación de las mujeres y también de los hombres, es la que puede estabilizar el número de casos de infección por el virus del Sida. No se puede decir que esta enfermedad tiene cura, ni siquiera con el uso de medicamentos, y el que la contraiga nunca más podrá tener una vida normal.


Kelly Cristina Barbosa
Sexóloga


SIDAHerpesMujeres y SIDA     
free hit counter
Free Hit Counter
© sexo-masturbacion.com 2005 2006 2007 2008 2009
Sexo
Sexo - Masturbación - Kamasutra - Cams Sexo - Sexo oral - Posiciones sexuales - Webcam sexo gratis - Strippers Valencia - Sexo anal
Sexe en Français
Sexe et Masturbation - Kamasutra - Positions Sexuelles
Sex in English
Masturbation - Sex Positions - Masturbation Movies